Tienes un email

Utiliza este formulario para enviarnos tus cartas


tanque

SOBRE LA VIOLENCIA

Hola amigos: Me llamo Ramiro tengo 12 años y quiero comentaros algo que me preocupa. El otro día vi en la tele la noticia de que habían matado a 148 estudiantes universitarios en una ciudad de Kenia, asesinados a manos de islamistas radicales. Me llamó la atención que destacaran que les habían matado por el hecho de ser cristianos. No entiendo cómo alguien puede matar en nombre de la religión y qué consiguen con ello.

Respuesta

Estamos totalmente de acuerdo contigo, Ramiro. La noticia del asesinato de 148 estudiantes en la Universidad de Garissa, en Kenia, precisamente el viernes Santo, nos llenó a todos de dolor. Es inaceptable matar en nombre de Dios. Recientemente en el mensaje de felicitación de la Pascua, el Papa Francisco nos pidió que recordáramos en nuestras oraciones a todos los cristianos perseguidos por su fe e hizo mención a los estudiantes de Garissa. También recordó el pontífi ce que “quien lleva en sí el poder de Dios, de su amor y su justicia, no necesita usar la violencia, sino que habla y actúa con la fuerza de la verdad, de la belleza y del amor”.

slide 3

CENTRARSE EN CLASE

Hola a todos: Soy Raquel y tengo 13 años. Llevo muchos años leyendo Aguiluchos y me gustaría contaros una situación que se está dando en mi clase. Hay un chico que ha venido nuevo este año y que por hacerse el gracioso está revolucionando a todos los compañeros. Me da mucha pena, porque algunos amigos míos que antes iban bien en los estudios, están empezando a ir mal: le ríen todas las gracias, interrumpen todo el rato al profesor, y, claro, les castigan. Creo que los profesores hacen bien en no permitir que en clase haya tanto “jaleo”,... pero me da mucha pena que por no tener personalidad, estén perdiendo el tiempo y suspendiendo algunas asignaturas, cuando antes eran unos chicos que aprobaban y estaban más centrados. Me gustaría decírselo... pero no me atrevo.

Respuesta

Gracias Raquel por contarnos lo que está pasando en tu clase. En ocasiones hay chicos y chicas a quienes les encanta llamar la atención, haciéndose los graciosos o soltando alguna frase para provocar la risa de los demás. Imagino que el profesor ya ha intentado hablar con él. Quizás si habláis con los que “le ríen la gracia”, para que no le hagan caso y estén atentos, “el chistoso” se dé cuenta que no le sirve de nada. Los que ahora están distraídos quizás también reaccionen al ver que con su comportamiento están perjudicando a toda la clase y sobre todo, a ellos mismos.


slide 2Ramiro López (Sevilla)
slide 3Raquel López (Correo electrónico)