Tienes un email

Utiliza este formulario para enviarnos tus cartas


tanque

NIÑAS MALEDUCADAS

Hola Aguiluchos.
Solo quería comentar lo buena que es esta revista. Además quería compartir con vosotros algo sobre unas niñas de mi clase que se meten con todo el mundo y hacen y dicen cosas inapropiadas para nuestra edad. Ya no sé qué hacer; además estoy harta, siempre dicen palabrotas... A veces pienso que si leyesen esta revista no dirían esas cosas.

Respuesta

Claro que sí, Inés. La lectura es una manera de alimentar nuestra intelecto y nuestro corazón, por lo que es muy importante no ingerir “comida basura”. Hoy nos llega información por múltiples vías: televisión, videos de YouTube, comentarios leídos en las redes sociales... y es importante dejarnos acompañar en este proceso de ir creciendo por nuestros padres y profesores para saber con qué alimentarnos bien.
Ciertos programas y series pueden envenenarnos, haciéndonos creer que la murmuración y la maledicencia es “lo más normal”, y “lo hace todo el mundo”, dos de las razones que alegan algunos, acostumbrados a hablar mal de los demás o a criticar continuamente.
Sin embargo, como os habrán dicho vuestros padres y abuelos, ser prudente es una virtud que hay que aprender. El libro de los Proverbios dice: “El que guarda su boca, preserva su vida; el que mucho abre sus labios, termina en ruina”. Y efectivamente, la prudencia es una virtud muy importante si queremos sembrar paz y armonía en nuestras familias, compañeros y amigos del barrio.


slide 2Inés (correo electrónico)