Reencuentro de antiguos monitores de Aguiluchos

No podía faltar el P. José Rubio, que nunca pensó que al comenzar el primer campamento, la iniciativa fuera a continuar treinta años después.

El primer fin de semana de marzo hemos tenido un reencuentro de antiguos monitores de Aguiluchos junto con algunos de los misioneros combonianos iniciadores de las Nidadas Aguiluchos. Entre ellos no podía faltar el P. José Rubio, que nunca pensó que al comenzar el primer campamento en Palencia y después en Saldaña, la iniciativa fuera a continuar treinta años después. Y ahí nos hemos visto una treintena de personas, todos ellos antiguos monitores, de Galicia, Palencia, Granada y Madrid.

En estas dos últimas ciudades, como muchos sabéis, aún siguen celebrándose estos encuentros de niños y jóvenes una vez al mes. Me ha hecho especial ilusión conocer a los antiguos monitores de Galicia y Palencia, que tanto había escuchado hablar de ellos estos años y que no había tenido el gusto de conocer. Alguno que otro ya conocía de mis comienzos en los años 90. Hemos compartido momentos, anécdotas, vivencias...

Todos coincidíamos en que pertenecer a “los Aguiluchos” nos cambió la vida; somos lo que somos gracias a aquellas Nidadas.

Todos coincidíamos en que pertenecer a “los Aguiluchos” nos cambió la vida; somos lo que somos gracias a aquellas Nidadas, que es como se llamaron los campamento al principio, y a las convivencias mensuales, en donde todos nos contagiamos del espíritu misionero y conocimos a San Daniel Comboni. Allí aprendimos el auténtico sentido de la palabra amistad, compartir, generosidad, empatía, esfuerzo o compromiso. Animo a aquellos niños que estuvieron en los campamentos de Palencia y Santiago a que cojan el relevo, ahora ya como monitores, para que resurjan de nuevo esta maravillosa iniciativa y los niños de hoy lo sigan disfrutando.

Aprovecho también para felicitaros por los 60 años cumplidos como revista infantil misionera que tanto nos ha dado a varias generaciones.


Gladys Gutiérrez Berciano,
Monitora de Aguiluchos (Madrid).