Hogar San Camilo de Lellis (Ecuador)

Nuestro Hogar San Camilo de Lellis, busca servir y asistir actualmente a 22 mujeres con capacidades diferentes en estado de completo abandono y extrema pobreza

Aguiluchos celebra un domingo al mes un día de convivencias para todos los niños y niñas que quieran divertirse, compartir y aprender. En estas convivencias proponemos los Misioneros Combonianos y los monitores un proyecto en el que recaudamos dinero durante todo el curso Aguiluchos, siempre relacionado con la infancia, para que nuestros Aguiluchos se sientan identificados con la causa. En Aguiluchos además realizamos eventos como puede ser realizar mercadillos solidarios, cantar villancicos en Navidad o galas de magia en beneficio de nuestro proyecto, siempre en colaboración de nuestros niños Aguiluchos para que formen parte y lo consideren como suyo.

El año pasado, en el curso Aguiluchos 2015/2016 todo lo recaudado fue en favor del Hogar San Camilo de Lellis (Ecuador):
La congregación se llama Instituto Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará. Instituto Religioso perteneciente a la Familia del Verbo Encarnado; es un Instituto que nació en Argentina el 19 de Marzo de 1984. En Ecuador hace 16 años que están de misión. El Hogar San Camilo de Lellis se fundó el 17 de Junio de 2002. Les llaman Blue Sisters, por el color de su hábito ya que llevan un hábito de túnica gris y un escapulario y velo azul.

El modo que tienen de mantenerse es por las donaciones. La mayoría es gente particular que generosamente hace su aporte para las distintas necesidades.

En Aguiluchos recaudamos en total, entre Madrid y Granada, ¡la maravillosa cantidad de 1.500 €! Y para comprobar lo felices que están de haber recibido esta cantidad, la Madre Coronación, en nombre del Hogar San Camilo de Lellis y las niñas a las que acogen, ha querido mandar una carta de agradecimiento a los Aguiluchos y a todos aquellos que han formado parte de este proyecto y que han colaborado:

“Queridos Todos:
Quería comenzar esta carta, con las Palabras tan profundas de Santa Madre Teresa de Calcuta, ella decía en una oportunidad a alguien que quería escribir de ella y de las Misioneras de la Caridad: Dígales –añadió la Madre- que no estamos aquí por lo que hacemos, sino por Jesús- todo lo que hacemos lo hacemos por Él. Somos, sobre todo, religiosas, no asistentes sociales, maestras, enfermeras o doctoras. Somos monjas. Servimos a Jesús en los pobres. Es a Él a quien cuidamos, visitamos, vestimos, alimentamos y confortamos cuando atendemos a los pobres, a los desheredados, a los enfermos, a los huérfanos, a los moribundos... Todo, todo lo que hacemos –nuestra oración, nuestro trabajo, nuestro sufrimiento– es por Jesús. Nuestra vida no tiene otra razón de ser, otra motivación. Es algo que mucha gente no entiende. Servimos a Jesucristo las veinticuatro horas del día, todo lo que hacemos es por Él y para Él. Y Él nos da la fuerza necesaria para hacerlo.
Es también este el fin de nuestra consagración y de nuestras obras en bien de los más necesitados, el hacer 'Todo por Cristo, con Cristo y en Cristo'. Es por este motivo, que nuestro Hogar San Camilo de Lellis, busca servir y asistir actualmente a 22 mujeres con capacidades diferentes en estado de completo abandono y extrema pobreza de 1 a 57 años de edad, las cuales padecen distintas patologías y sufrimientos que aliviar, desde el abandono de la familia ,enfermedades como parálisis cerebral, hidrocefalia, microcefalia, esquizofrenia, síndrome de Down etc.
Buscamos darle ese calor de hogar y apalear con nuestra entrega y trabajos, los dolores de la soledad y el abandono que por distintas circunstancias de la vida han tenido que padecer. Nuestra asistencia consiste en cubrir todas sus necesidades básicas, físicas, pedagógicas y especialmente les ayudamos a crecer y acrecentar su amor por Dios.
Les agradecemos inmensamente, por todos los esfuerzos que han realizado en bien de nuestras niñas, gracias por querer ser parte de esta obra en beneficio de los predilectos del Señor.
Su colaboración nos ayudará al proyecto que estamos realizando de la casa propia para las niñas. Estamos avanzando gracias a la colaboración de muchas personas, como ustedes, de buena voluntad.
Nuevamente gracias por la gran labor que hacen! Dios en su infinita bondad los siga bendiciendo a todos!! y no olviden nunca que dice el Señor… 'ni un vaso de agua dado a los pobres por amor a Mí no quedará sin recompensa… Unidos en Dios'.


Madre María de la Coronación de Jesús Alaniz