El león


El león (Pantera Leo) es un mamífero carnívoro de la familia de los félidos. Su pelaje es corto y áspero, de color amarillo pardusco. Su peso es desde 120 hasta 200 kilos. Solo los machos tienen una melena en el cuello. La leona es notablemente menor y de constitución más ligera.


HÁBITAT y DISTRIBUCIÓN

Praderas abiertas y ligeramente boscosas. Excepcionalmente en selvas densas. La mayoría de los leones viven en la sabana africana, al sur del desierto del Sahara.

REPRODUCCIÓN

Se reproducen durante todo el año. La gestación dura 105 días. Los cachorros pesan unos 400 gramos al nacer. Tienen los ojos cerrados hasta los seis días. El número de cachorros oscila entre dos y cinco. Los leones salvajes raras veces pasan de los quince años de vida.

ALIMENTACIÓN Y CAZA

Suele alimentarse de cebras y antílopes, aunque devora cualquier otro animal que capture. Caza al acecho, con una breve carrera. Utiliza más la vista y el oído que el olfato. Su elemento esencial de éxito es la sorpresa. Inmediatamente después de derribar la presa, la asfixia por la garganta. En la caza coordinada, representada en el dibujo, los leones rodean a las presas y las impulsan hacia la emboscada.

NACIMIENTO

Los cachorros nacen en un refugio entre la hierba o entre rocas. Las leonas alimentan a sus cachorros hasta los tres meses, que comienzan a comer carne, aunque no cazan todavía. Empiezan a ser independientes al año. A los tres años todos los machos abandonan la manada en grupos de dos o más individuos, y llevan hasta los cinco años una existencia nómada. Las hembras tienen la posibilidad de permanecer en el grupo.

VIDA COTIDIANA: LA MANADA

Los leones son animales muy sociables. Viven juntos en grupos familiares –manadas– compuestos por algunos machos, varias hembras –hasta doce–, muchos jóvenes de ambos sexos menores de tres años y un cierto número de cachorros. Dentro de la manada el papel de los machos es el de delimitar los territorios. Las hembras son las encargadas de cazar y proporcionar alimento a toda la manada.

RELACIÓN CON EL HOMBRE

Pieza ideal de caza:

Pieza admirada por su fortaleza, su caza es problemática. Puede ser peligroso ya que a veces ataca al hombre. Algunos leones se convierten en devoradores de hombres, al comprobar que son presas fáciles de adquirir. La única ventaja para el cazador es que el león es un animal relativamente blando; se puede abatir con un solo disparo.

Reservas - Parques:

A pesar de las notables dimensiones de las reservas o parques nacionales, están en general constituidos por espacios demasiado exiguos para el desarrollo de los ciclos naturales de emigración.

Distribución:

Cada grupo de leones tiene un amplio territorio de residencia, dentro del cual vagan sin regularidad. Se pueden desplazar 30 kilómetros o más en una noche. El turismo constituye también un factor ajeno al sistema. Puede alterar los hábitos de los animales.

En la ilustración, esquema del modo de caza al acecho con emboscada, seguido de una breve carrera.