El museo más grande de África

El Museo Zeitz de Arte Contemporáneo de África (MOCAA) ya ha abierto sus puertas en Sudáfrica.

En nuestra sección Hola África estamos acostumbrados a ver a muchos artistas africanos que nos sorprenden con sus creaciones. Algunas de ellas tan increíbles que han sido expuestas en Barcelona, Bilbao, Londres, Berlín, París o Nueva York. Pero había un inconveniente: muchas de ellas no eran visibles para los propios africanos al no existir en el continente un museo que pudiera acogerlas. Ahora, la realidad ha cambiado. ¡Toma ya!

El Zeitz de Arte Contemporáneo de África (MOCAA), que se inauguró hace un mes, se ha convertido en el museo de arte contemporáneo más grande del continente y en el primero en exhibir arte estrictamente elaborado por africanos, residentes o de la diáspora (aquellos artistas que viven fuera). ¿Pero sabéis que es lo más chulo de esta inauguración? Que ha sido construido en un silo, sí, uno de esos edificios grandes y grises que servían para guardar el grano después de la época de cosecha para ir suministrándosela a la población. Seguro que alguna vez habéis visto alguno a las afueras de los pueblos. Fijaros si este edificio construido en 1921 era impresionante, que llegó a ser considerado el más alto en el África al sur del Sahara y un ejemplo de avance agrícola en Sudáfrica antes de que cerrara en 2001. ¡Ah, claro! Es que todavía no os había explicado dónde se encuentra el museo: pues el lugar escogido es Ciudad del Cabo.

Esta ciudad ubicada en la esquinita inferior del mapa de África representa uno de esos enclaves mágicos porque se mezclan infinidad de culturas que hace siglos comerciaban con los pueblos originarios y han dejado su impronta. Una joya: naturaleza apabullante, una localización inmejorable, una refinada gastronomía y una cultura del vino que nada le envidia a La Rioja debido al clima templado a lo largo de todo el año. ¿No es una pasada?

Arquitectura única
El diseño del silo para la creación del museo ha sido modificado en su estructura, así que como veis en las fotos es una mezcla futurista con grandes agujeros por los que la luz natural puede entrar para alumbrar las instalaciones. En total se trata de más de 100 galerías, seis centros de investigación, un jardín en la azotea y un hotel en el último piso. Y si todavía os habéis quedado con ganas de más, ofrece un último caramelo: desde sus enormes cristaleras se puede contemplar a lo lejos Robben Island, la prisión donde estuvo encarcelado el ex presidente Nelson Mandela.

Quizás no os suenen mucho, pero entre los primeros artistas que exponen en el MOCAA están Simphiwe Ndzube, William Kentridge o Wangechi Mutu.

Ciudad del Cabo se ha ganado la reputación de ser bella, pero sigue siendo intolerante con los sudafricanos negros y los inmigrantes. Esperamos que este museo contribuya a romper las barreras culturales de este país conocido como la nación del arcoíris.