Palma de aceite


Palma de aceite (Elaeis guineensis): Su nombre genérico se deriva de la palabra griega elaion y el término específico hace alusión a su procedencia. La zona originaria de esta planta hay que buscarla en los bosques lluviosos del golfo de Guinea, desde Gambia hasta Angola, desde donde se extiende a las regiones húmedas del África tropical. Las primeras palmas de aceite fueron exportadas por los holandeses en 1848 hacia la isla de Java, aunque es posible que también fuera introducida en América en el siglo XV con el tráfico de esclavos. Su cultivo es relativamente reciente. Las “plantaciones” que existen en zonas del golfo de Guinea eran zonas de selva virgen hace tan sólo 90 años. Además de su lugar de origen, se cultivan sobre todo en Malasia e Indonesia.


Características

Palmera que puede alcanzar los 40 metros de altura –cuando se cultiva es mucho más baja– con un tronco rollizo de 30 a 60 centímetros de grosor, que está cubierto por la base de las hojas viejas. En la punta aparece un abanico tupido de hojas. Crece rápidamente, no formando un tronco definido más que a partir de los seis años, alcanzado de 6 a 15 metros de altura. Algunas palmeras pueden vivir más de 100 años, pero cuando se cultivan solo se les permiten llegar hasta los 25 años, que es cuando alcanzan los 12 de metros de altura.

Hojas

Corona o penacho con unas 40 hojas de hasta seis metros de largo cada una. Los 200-300 folíolos delgados miden unos 120 centímetros. El pecíolo, tallo por donde las hojas se unen con el tronco, mide aproximadamente un metro. Las hojas son pinnadas con el nervio central muy marcado y con el extremo superior con espinas.

Flores

Desarrolla flores masculinas y femeninas en alternancia periódica. En la base de las hojas surgen flores muy compactas y ramificadas que miden entre diez y treinta centímetros de largo. En la base de las hojas crecen también racimos de pequeñas flores femeninas que son polinizadas por el viento y que dan lugar a frutos del tamaño de una pequeña ciruela.

Frutos

La palmera empieza a dar fruto después de 4 o 5 años. En las plantaciones se recolectan durante unos 25 años, después los árboles son demasiado altos para recoger los frutos. Piel externa lisa con pigmentación de rojo amarillento a negro, con un peso de 10 gramos y de forma ovalada. Bajo ella una pulpa anaranjada que encierra el hueso muy duro. Están unidos en grandes racimos redondeados que pesan unos 20 kilos. Cada racimo tiene de 1.000 a 3.000 frutos.

Semillas

En el interior del hueso se hallan las semillas que son ricas en aceites. Las semillas son prensadas para extraer de ellas el denominado “aceite de pepitas de palma” o “palmiste”. Este tipo de aceite se emplea en la industria del jabón porque tiene mucha espuma. Se utiliza también en grasas comestibles, helados, productos de panadería y pastelería.

Aceites

La mayor cantidad de aceite se extrae prensando los frutos. De esa manera se obtiene un aceite de la pulpa carnosa. Presenta un color anaranjado, que tiene una consistencia pastosa, sólida y mantecosa. Este aceite se emplea para guisar, en la elaboración de margarinas, fabricación de velas y preparados medicinales. Los restos de prensar los frutos, ricos en proteínas, sirven de alimento para los animales.

Utilidades

Además de los frutos se aprovecha casi todo. De la savia de las flores masculinas se saca el vino y los aguardientes, la cáscara del hueso es un buen combustible, las hojas para hacer camas y chozas, con las fibras de las hojas se tejen cestos y escobas, los filamentos del fruto se usan para encender el fuego y el tronco para vigas. En jardinería y en las zonas cálidas se pueden plantar aisladas o en alineaciones. En los lugares fríos es muy decorativa en grandes macetas como planta de interior.