Las muñecas de la diversidad

La colección de Royelles es más que un simple grupo de muñecas negras. Combinan la inclusión y la tecnología para potenciar que las niñas se vean como auténticas heroínas y responsables de su futuro.

Las campañas publicitarias de verano son una de las que más visibilizan cómo los anunciantes pretenden hacernos creer que nuestra imagen corporal es lo más importante. Bueno, en realidad, durante todo el año podemos observar cómo en la televisión, en los anuncios que vemos por la calle o en las redes sociales, se subraya la imagen de un cuerpo perfecto, especialmente fundamental en las chicas. ¿Y sabéis qué? ¡Que estos anuncios llegan a todo el mundo!

Alguno se estará preguntando que, de esta forma, la publicidad pretende que todos tengamos la misma talla o que vistamos con la misma ropa… Y eso es cierto. Pero uno de los desafíos más importantes es educar a los niños de otras partes del planeta en que sus diferencias son absolutamente maravillosas. Una de las formas de educar por excelencia es a través de los juguetes, que lamentablemente pecan de falta de diversidad. De esta forma es como comienza la historia que os traemos este mes.

La diseñadora keniana Múkami Kinoti Kimotho fue sorprendida hace un año por su hija Zara que con menos de 4 años tenía una queja. Hacía tiempo que vivían en Estados Unidos y los amigos de la pequeña Zara eran en su mayoría blancos, por lo que cuando pasaban tiempo con los juguetes no se veía representada y, además, no se sentía “bonita” como sus amigos. ¡Quería alisar su precioso pelo afro para parecerse a sus compañeras! La creadora explica que desde ese momento comenzó a hablar con cientos de madres negras y resultaba que habían tenido la misma experiencia con sus hijas. Por eso Múkami Kinoti se ha aventurado en crear Royelles, una colección de muñecas negras –todavía en elaboración– que mantengan los valores de África y sus culturas. “Queremos que sepan, en el fondo, que son fuertes, que son igual de efi caces, que están completamente preparadas para hacer grandes cosas con sus vidas. Necesitamos que sepan que la diferencia de las chicas son sus superpoderes”.

La serie de 13 muñecas ofrece algo diferente: inspirar a todas las niñas, en todas partes, a que sean audaces y brillantes. Os traemos tres ejemplos.

Mara: princesa guerrera que inspira a las niñas a soñar a lo grande y a apuntar alto.
Teti: madre de tres hijos y escritora que a través de su creatividad aporta herramientas para que los adolescentes entiendan el mundo.
Tanni: bailarina contemporánea de formación clásica y de renombre mundial que aprovecha su talento para mezclar lo moderno y lo tradicional.