Más artículos AQUÍ.



Texto: Sebastián Ruiz-Cabrera

¿Sabías que desde el teatro se pueden cambiar muchas cosas de nuestras vidas? Que sí, ya verás. Hoy viajamos hasta Sudáfrica con la compañía Jungle Theatre Company.

¡Hola chicos! Han pasado muchos meses sin pasar por estas páginas y tenía muchas ganas de volver a compartir. Veo que algunos de vosotros ¡habéis incluso crecido! ¡Madre mía, cómo pasa el tiempo! Pues veréis, la historia de Sudáfrica, como la de cualquier otro país, es un poco larga pero hay algo que tal vez sabréis. No hace muchos años, esta nación en el sur del continente vivió un período donde la gente tenía que estar separada en función de su color de piel. Por un lado, estaban los afrikáners, blancos, que eran los minoritarios y los que hacían unas leyes injustas y contra los derechos humanos. Y después estaban todos los demás, negros e indios que tenían que vivir obligados a unas condiciones donde los niños y niñas, por ejemplo, casi no podían crecer felices. Seguramente os suene el nombre de Nelson Mandela, quien fuera Nobel de la Paz… aunque eso es otra historia.
Pues en Sudáfrica las desigualdades siguen siendo muy grandes, y por eso, esta compañía de teatro trabaja con pequeños como vosotros para que a través del arte puedan cambiar sus contextos. Se definen así: «Trabajamos para inspirar y empoderar a los niños y jóvenes desfavorecidos, para que puedan hacer cambios positivos en sus vidas y construir una Sudáfrica pacífica y vibrante». Qué maravilla, ¿no os parece? Sí, teatro africano que ayude a comprender y cuidar la comunidad, la cultura y la naturaleza.
Una de sus obras se llama Cuando el león tenía alas y se basa en un cuento tradicional hotentote. La historia comienza en la Antigüedad, cuando todos los animales vivían con miedo de que el rey de la selva pudiera volar. Sin embargo, algunas ranas engañosas revelaban que la magia del león se escondía en realidad debajo de sus huesos. Con esta representación, por ejemplo, la compañía sudafricana Jungle heatre Company trabaja para superar los miedos, desafiar la codicia y descubrir las virtudes. ¡Y todo con el teatro!

Otra de las representaciones que más éxito ha tenido es la de La pitón y el árbol Qunube, basado en un cuento africano. ¿Queréis saber cómo es esta historia? Vamos a ello. Resulta que una vez tuvo lugar una terrible sequía que había dejado a todos los animales al borde de morir de sed… La tortuga consiguió subir al árbol Qunube, donde vivía la pitón, y liberar los frutos para todos. Lo que se aprende de esta obra es la importancia de compartir, la perseverancia y la confianza en uno mismo.

Esta compañía de teatro suele trabajar con grandes títeres que los mueven por el escenario y por las calles cuando hacen representaciones al aire libre. En una de ellas, tienen a unos personajes locos que pretenden convertirse en ballenas. ¿Cómo? Haciendo malabares para atrapar comida, haciendo música bajo el agua o moviendo a una marioneta de ballena gigante llamada Wanda.
¡Qué pena que no estén más cerca para verlos! Pero si queréis podéis seguirles la pista en las redes.