Fábulas del mundo: Paz entre los animales

Texto e ilustraciones Fernando Noriega

Envíanos tus creaciones desde este formulario
Más artículos aquí

MORALEJA:

Todo el que miente acaba siendo víctima de sus propias mentiras.

Una mañana, un gallo salió a pasear, acababan de sembrar y sabía que encontraría ricas semillas. Mientras escarbaba, una zorra surgió de la maleza.

–¡Uy, creo que viene a por mí! ¡Me pondré a salvo! –pensó el gallo.

Corrió sin parar de aletear y se subió a la copa de un árbol cercano.
Cuando la zorra llegó hasta el pie del tronco, miró hacia arriba y le gritó:

–¡Amigo gallo! ¿Por qué has huido de mí? ¿Te doy miedo?

–¡Pues sí, me das pánico! –contestó el gallo, tembloroso.

La alimaña, que se lo quería zampar, puso cara de buena y mintió.

–No hay motivo ¿No conoces la nueva ley?

–¿De qué nueva ley hablas? –preguntó el gallo con cara de curiosidad.

–¡Qué poco informado estás! Se ha publicado una nueva ley para que los animales vivamos en paz ¡Está absolutamente prohibido hacernos daño los unos a los otros! –continuó la zorra con su farsa.

–¡Mientes! ¡Tú lo que quieres es comerme! –replicó el gallo.

La zorra se esforzó aún más en parecer convincente.

–¡Te lo juro! Todos conocen esa ley menos tú... ¡Baja y te lo explico!

El gallo empezaba a dudar ¿Y si decía la verdad?
La zorra iba a continuar su patraña cuando escuchó un ruido a sus espaldas, se giró y descubrió con espanto que se trataba de un gran lobo.
La raposa echó a correr como loca mientras el gallo le gritaba con ironía:

–¡No huyas, que todo el mundo conoce la nueva ley! El lobo no te hará daño, no tienes nada que temer.

–Ya, pero puede que tampoco se haya enterado ¡Adiós y hasta nunca! –vociferaba la zorra en plena huída.

Cuando todo volvió a la calma, el gallo regresó tranquilamente al campo para desayunar crujientes semillas.


* Descárgate AQUÍ el dibujo «Paz entre los animales» para colorear.