Fábulas del mundo: Los tres huecos

Texto e ilustraciones Fernando Noriega

Envíanos tus creaciones desde este formulario
Más fábulas AQUÍ.

MORALEJA:

«Jamás confíes en amistades creadas bajo el miedo, pasado el temor no valen nada. Más vale ser desconfiado que amanecer engañado».

Un búho, un gato y un ratón vivían en los huecos de un tronco seco. Aunque eran enemigos naturales y desconfiaban unos de otros, ninguno quería abandonar su refugio. Un día, el dueño del campo decidió eliminarlos, y para ello colocó trampas alrededor del tronco.
El primero en caer fue el gato, que al verse atrapado comenzó a maullar. El ratón se alegró porque pensó que se había librado de su enemigo, pero el minino le dijo:

–Si muero quedarás a merced del búho, que quiere convertirte en almuerzo más que yo, pero si me ayudas prometo que te protegeré siempre.

El ratón liberó al felino y juntos huyeron de allí. Pasado el tiempo, el gato se dio cuenta de que su pequeño amigo aún le tenía miedo, así que le preguntó:

–¿Piensas que he olvidado lo que te prometí cuando me salvaste de la trampa?

–¡No! –dijo el ratoncito–, pero tampoco olvido tu naturaleza, ni en qué circunstancias hiciste la promesa.

* Descárgate AQUÍ el dibujo «Los tres huecos» para colorear.