Ricino

Más flora AQUÍ.


Su lugar de origen son las regiones tropicales húmedas de África. Hoy en día se encuentra en todos los países cálidos.
Recibe varios nombres: higuera del diablo, higuera infernal o higueruela. La denominación «higuera del diablo» puede que se refiera al aspecto de sus hojas –parecidas a las de la higuera– y a la coloración roja de sus tallos. El nombre científico ya fue aplicado por Plinio el Viejo en el siglo I después de Cristo. Procede de la palabra latina ricinus, que significa garrapata, aludiendo al parecido de sus semillas con este insecto. Pero era ya conocido desde mucho antes, pues lo nombran autores griegos y sus semillas han aparecido en tumbas egipcias.


Características

Arbusto que puede llegar a alcanzar hasta los 12 metros de altura. Tallo grueso y leñoso, que al igual que los peciolos, nervios e incluso las propias hojas, pueden tomar un color púrpura oscuro. Raíz superficial y tallo erecto, muy ramificado, cilíndrico, hueco, color rojo oscuro, recubierto por una tenue capa de cera. Se conocen cientos de formas de esta especie que varían en tamaño, color de los tallos y de las hojas o formas de ramificarse.

Hojas

Hojas muy grandes, de 50 a 70 centímetros de largo, ornamentales, divididas en forma de abanico con un peciolo largo, de unos 20 centímetros, de color verde claro o violeta oscuro. Alternas, lanceoladas con los márgenes dentados y nervios rojizos.

Flores

Inflorescencias terminales en racimos erguidos. Las flores masculinas, en la parte inferior, están compuestas por cinco sépalos y numerosos estambres ramificados y divididos de color amarillo claro, casi blanco, confiriendo a las flores un aspecto espumoso. En la parte superior están las flores femeninas con estambres de color rojo.

Frutos

Cápsulas cubiertas por abundantes púas, que le dan un aspecto erizado. De color rojo antes de la maduración. En las formas silvestres se abren; en las de cultivo, permanecen cerradas. En algunas variedades las semillas se desprenden de las cápsulas y conviene realizar la recolección antes para secarlas posteriormente.

Semillas

Cada cápsula contiene tres semillas elipsoides de un color pardo rojizo, jaspeadas y de superficie lisa y brillante. Algo aplanadas, miden de 10 a 17 milímetros de largo. Estas semillas contienen una albúmina muy tóxica, la ricina. No pueden comerse, sólo diez de ellas pueden matar a una persona. También contienen un 50 por ciento de aceite, que se utiliza con fines industriales y medicinales.

Aplicaciones

El aceite de ricino se ha usado tradicionalmente con fines medicinales. La aplicación más conocida es como laxante, aunque su sabor es muy desagradable y actualmente ha perdido su importancia. El aceite también es bueno para los tratamientos de contusiones, cortes, úlceras, eccemas, quemaduras o erupciones en la piel. Usos cosméticos y farmacéuticos, como cremas y barras de labios.



La mayor parte del aceite que se produce tiene como destino el uso industrial: fabricación de plásticos, lacas, pinturas, fibras, jabones, tinturas y resinas sintéticas. Mantiene su viscosidad a temperaturas altas y bajas, por lo que es un valioso lubricante para motores de aviones y como líquido de frenos. Los tallos se utilizan para la fabricación de papel. Algunas variedades se utilizan como plantas ornamentales en jardines por el colorido de las hojas, las flores y los frutos.