Solidaridad tras el ciclón Freddy

El ciclón Freddy azotó con fuerza Malaui dejando más de 500 muertos, numerosos desaparecidos y medio millón de desplazados. «Ante este drama —contó a la agencia Fides George Desmond Tambala, arzobispo de Lilongüe, la capital malauí— la gente no ha perdido ni la fe ni la esperanza y so muchos los que ofrecen su ayuda al prójimo. Hay familias que comparten lo poco que tienen; mujeres que se unen para cocinar para los que no tienen nada; colectas en todas las parroquias para crear un fondo apra las víctimas del ciclón».

También puede interesarte

Enciende la llama

Cada noviembre, Manos Unidas nos propone encender una llama para seguir alumbrando compromiso y esperanza en la lucha contra la pobreza, labor que realiza Manos Unidas desde hace 63 años.  En esta 11 edición han recibido 2.200 fotos de 39 países