El Evangelio viaja en canoa

En la diócesis de Wewak, en el norte de Papúa Nueva Guinea, la Palabra de Dios viaja principalmente en canoa. Sacerdotes, misioneros, religiosas y catequistas necesitan barcos para navegar por el río Sepik o por el mar para poder llegar a la población indígena, en su mayoría pobre. Monseñor Jozef Roszynski, misionero polaco y obispo de Wewak afirma: «La alegría de estos fieles al recibir la Eucaristía con frecuencia, o al celebrar la procesión mariana en el río es impagable».

También puede interesarte

Enciende la llama

Cada noviembre, Manos Unidas nos propone encender una llama para seguir alumbrando compromiso y esperanza en la lucha contra la pobreza, labor que realiza Manos Unidas desde hace 63 años.  En esta 11 edición han recibido 2.200 fotos de 39 países

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad