Enormes desafíos

P. Enrique Bayo

El 8 de marzo celebramos el Día Internacional de la Mujer, una ocasión para solidarizarnos con tantas mujeres del mundo entero que afrontan con coraje los enormes desafíos que las condicionan y para los que tratan de encontrar soluciones. La falta de oportunidades con respecto a los varones, el acoso y el hostigamiento sexual, los matrimonios forzosos de tantas niñas y las prácticas, usos, costumbres e incluso leyes que siguen discriminando a las mujeres, son algunos de esos enormes desafíos.

El 4 de febrero, Día Internacional de la Fraternidad Humana, el papa Francisco lanzaba un llamamiento a favor de las mujeres desde Yuba, capital de Sudán del Sur, que me gustaría compartir con vosotros: «Las mujeres son la clave para transformar el país. Si reciben las oportunidades adecuadas, por medio de su laboriosidad y su actitud de proteger la vida tendrán la capacidad de cambiar el rostro de Sudán del Sur y de proporcionarle un desarrollo sereno y cohesionado. Les ruego, ruego a todos los habitantes de estas tierras, que la mujer sea protegida, respetada, valorada y honrada. Por favor, protejan, respeten, valoren y honren a cada mujer, niña, adolescente, joven, adulta, madre, abuela. Si no, no habrá futuro».

P. Enrique Bayo

También puede interesarte

Enciende la llama

Cada noviembre, Manos Unidas nos propone encender una llama para seguir alumbrando compromiso y esperanza en la lucha contra la pobreza, labor que realiza Manos Unidas desde hace 63 años.  En esta 11 edición han recibido 2.200 fotos de 39 países

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad